Análisis formal o anatómico


Está formada de tres partes: la vasija inferior, donde se deposita el agua, la vasija superior donde se deposita el café en forma líquida y el filtro con el café molido.

Tiene forma de pirámide-truncada formando bases poligonales regulares de diez lados, la silueta del conjunto completo se asemeja a la de un diábolo.

Esta ergonomía sirve para poder cerrar y abrir fácilmente el cuerpo superior y el inferior que están unidos por un sistema de rosca.

“Haciendo las vistas de la cafetera (alzado, planta y perfil si… es necesario) y de las partes o piezas que conforman todo el conjunto veríamos con más claridad como es el objeto que estamos analizando: sus dimensiones, sus partes ocultas, etc.

Análisis técnico

El material utilizado para su fabricación es principalmente acero inoxidable, ya que el café suelta aromas que podrían oxidar y corroer el producto, también se hacen de aluminio que es un material que presenta gran resistencia a la corrosión y oxidación y resulta más ligero.

También el agua con las sales y minerales que contiene es propia para corroer los materiales metálicos que no están protegidos.

Los materiales elegidos aparte de ser protectores de la corrosión y oxidación, también deberán ser conductores del calor. Los métodos de fabricación son el moldeo por fundición del acero inoxidable o de aluminio.

Para fabricar las piezas de plástico como el asa o el mango y el agarrador de la tapa, se hacen utilizando las técnicas de prensado a compresión y extrusión respectivamente. La unión de las piezas de plástico con las piezas metálicas está hecha con remaches, pasadores y también por unión de presión y temperatura.

Se fabrican de diferentes dimensiones, ello depende de las tazas de café que se pueden hacer, las más comunes son de seis y de doce, también las hay de cuatro y de nueve tazas e incluso de mono dosis. Las medidas están estandarizadas.

El principio físico de su funcionamiento consiste en el cambio de estado de un líquido, es decir, pasar de líquido a vapor, ascendiendo éste debido a la presión que se crea y volviendo otra vez a su estado líquido.

Análisis funcional

Su funcionamiento se basa en aplicar calor a un líquido y hacer que libere vapor, en este caso agua, el agua y el vapor de agua debido a la presión ascenderá para mezclarse con el café molido, recogiendo todos sus aromas y ascendiendo por el conducto del cuerpo superior para depositarse ahora en estado líquido en la cavidad de dicho cuerpo.

La vasija inferior se llena parcialmente de agua por debajo de la válvula de seguridad, nivel 2.

El agua al hervir libera vapor, que hace que aumente la presión dentro de la vasija y el agua junto con el vapor de agua asciende por el conducto del filtro.
Al llegar a la cavidad del filtro, el agua se mezcla con los aromas y sabores del café y sigue ascendiendo por el conducto del cuerpo Cuerpo superior y conducto por donde sube el café.

Cuerpo inferior.

En este tipo de cafeteras al principio el café sale despacio y al final muy rápido cuando en la vasija inferior se ha creado presión. En estas cafeteras la extracción del café se hace con algo de presión con lo que se extraen componentes del café que le dan más amargor, lo que hace que el café parezca que es más fuerte. La misión de la válvula de seguridad consiste en dejar pasar el vapor cuando la presión en el interior de la vasija sufre un gran aumento, de no ser así, llegaría destruirse la vasija.

El vapor de agua y el agua casi hirviendo seguirá ascendiendo mientras el agua este por debajo del nivel del conducto del filtro, nivel 1. Está cafetera, como la misma palabra lo dice, sirve para hacer café de forma muy cómoda, relativamente rápida y sencilla, y cualquiera lo puede hacer. Las instrucciones de manejo son muy sencillas:

Está cafetera, como la misma palabra lo dice, sirve para hacer café de forma muy cómoda, relativamente rápida y sencilla, y cualquiera lo puede hacer. Las instrucciones de manejo son muy sencillas:

  • Se echa agua fría y si es posible con bajo contenido en cloro por debajo del nivel de la válvula de seguridad, dicho nivel, no hay que sobrepasarlo.
  • El café, no debe ser muy fino, más bien fino regular, ya que podría obstruir los agujeros del filtro y no dejaría pasar el vapor, aumentando por consiguiente, la presión en el interior de la vasija.
  • Se deposita el café molido en el filtro tipo embudo, sin comprimirlo, de lo contrario impedirá que el agua pase a través del café.
  • Se unen los dos cuerpos, la vasija inferior que ya tiene el filtro y el café, con el depósito superior por medio de un sistema de rosca que llevan dichos cuerpos.
  • Se pone al fuego relativamente moderado para que el agua atraviese el café más lentamente y adquiera un sabor más rico.
  • Se aconseja moderar el fuego cuando salgan las primeras gotas de café para que el agua pueda extrae todas las sustancias aromáticas.
  • Se espera hasta que el agua mezclada con el café ascienda al depósito superior. Cuando oímos un pitido nos avisa que el café está listo para ser servido. Este pitido es consecuencia de que el agua cae por debajo del nivel del conducto del filtro y solo puede ascender vapor agua.
  • Cuando el café haya terminado de salir, se apaga el fuego para evitar que el café se recaliente o se queme.
  • El café se saborea mejor con poco azúcar, para poder apreciar plenamente sus innumerables y delicados aromas y sabores.
  • El café debe tomarse lo más caliente posible. Hay que mezclar bien en el café en la cafetera antes de servirlo, para que el sabor sea uniforme.
  • La luz, el calor y el aire son los enemigos naturales del café. Abrir el envase y echar el café en un contenedor opaco que se pueda cerrar herméticamente y guardarlo en la nevera, donde la baja temperatura conservará la frescura y el aroma.
  • No hay que lavar la cafetera con detergente, sino usar simplemente agua caliente.
  • Controlar periódicamente el estado de la junta de la goma, qué está con otro envase, que también hace de filtro y que están en la base inferior del cuerpo superior de la cafetera.
  • Guardar la cafetera desmontada, para evitar que la humedad formo mohos desagradables.